Si estás leyendo este artículo, es porque gozas de la magia de las tecnologías de información, magia que supone que hoy en día tengamos tantas posibilidades para enterarnos de un sin fin de cosas. No sólo nos enteramos de mucho, si no que esta magia nos permite estar cerca de la gente que amamos y diría yo, de la gente del mundo. Desde una computadora, hasta una tableta, pasando por un teléfono inteligente, lo cierto es que estas tecnologías nos permiten estar instantáneamente informados y relacionados.

En los recientes sismos de la Ciudad de México, podíamos enterarnos en un “click” del estado de la ciudad, de cómo estaban las personas que nos importan y de lo que habría que hacer, si fuera el caso de que hubiese sucedido alguna tragedia. Hoy en día, hacer una tarea o una investigación, se facilita enormemente con la ventaja de poder buscar en todas las bibliotecas, físicas y virtuales, del mundo, haciendo nuestra labor más sencilla.

¡Qué maravilla cuando puedes tomar otra ruta para evitar el tráfico! ó que me dices de poder leer el libro que tanto buscaste, con sólo descargarlo y ¡Listo! ¡A empezar! Pero no todo es miel sobre hojuelas… La mala noticia es lo que las tecnologías de información nos están deshumanizando…

De acuerdo con la AMIPCI, hoy el 33% de los hogares cuenta con internet y el 43% con una computadora, cifra que prácticamente creció un 10,000% en la última década, y si bien esto es muy alentador, lo malo es que se han empezado a originar distorsiones….

De acuerdo con la Asociación Psicoanalítica Mexicana, se ha podido detectar una nueva adicción que se presenta ya en el 2% de los jóvenes mexicanos, cifra que se triplicó con respecto al año anterior, y esto sin considerar los sitios que como tal promueven adicciones como las denominadas drogas auditivas. Se encontró también que el 40% de los jóvenes prefieren conectarse a través de cualquier medio social, que tener una cita en persona con alguien, provocando con ello mayor soledad y sin duda, la incapacidad para desarrollar herramientas de relación interpersonal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hoy el 10% de los internautas en México son niños de entre 6 y 11 años, el 27% jóvenes entre 12 y 17, 23% entre 18 y 24, quienes son los que estarían en todo caso en universidad y tal vez usando más la red, 17% para los que tienen entre 25 y 34 y 12% entre 35 y 44, haciendo un gran total de 29% para quienes trabajan, pero ¿qué está sucediendo con los chicos de secundaria y preparatoria? Y por si fuera poco, cabe aclarar que estos porcentajes no se refieren al uso de otros dispositivos móviles.

En nuestro artículo sobre por qué nos gusta relacionarnos, se plantea que el mundo interno del otro, tan rico y lleno, permite la propia expansión, pero, ¿qué pasa si no hay tales encuentros?

¿Qué pasa si en vez de disfrutar una tarde soleada y una gran granizada, la vemos a través de una pantalla?

¿Te perderías el mundo?

La reflexión que hoy queremos plantear, es ¿Cómo poner estas maravillosas tecnologías a nuestro favor sin perder nuestra condición humana?