Buscar

Reflexiones y Letras con María Sanz en Arké Grupo Psicológico

Generamos contenidos de interés general, desde la perspectiva de la filosofía y el psicoanálisis, pretendiendo favorecer la reflexión, resignificando el VIVIR…

mes

abril 2016

Hablando de Peso no Deseado y sus Causas (Entrevista a María Sanz por MVS Radio con Jennifer Nacif)

Entrevista a María Sanz con Jenny Nacif

Imagen

¿Cómo sería tu vida si tuvieras el cuerp

¿Cómo sería tu vida si tuvieras el cuerpo que deseas?
http://ow.ly/1066xm

Innovación en Tratamiento de Problemas de Peso: Resultados de una Investigación Formal

Ya se trate de sobrepeso, obesidad, bajo peso, trastornos de alimentación, o vivir eternamente a dieta, no podemos seguir intentando los mismos métodos que no han dado resultado.

Y si hablamos de que no han dado resultado, es porque el problema no se ha resuelto por esas vías, es más, ¡se han incrementado!

Dietas, ejercicios, medicamentos, cirugías, en fin, nada parece erradicar este problema, y justamente eso fue lo que nos hizo enfocar el tema.

Innovar implica pensar en algo que no se ha hecho antes, preguntarse por otras alternativas, “salirse de la caja” y crear una solución.

Eso hicimos en Arké con respecto al peso no deseado, ¿qué había detrás de esta condición?

Y fuimos encontrando respuestas que nos acercaban cada vez más a las causas y evidentemente, a la solución.

La solución, experimental en un principio, nos ha llevado a resultados muy satisfactorios, habiendo logrado que a la fecha, casi dos mil personas, hayan logrado finalmente tener los cuerpos que quieren tener.

¿Cómo funciona y qué detectamos?

Encontramos que el sustrato somático, es decir, el cuerpo, en su unión indisoluble con las emociones, provoca e induce a un peso no deseado, como vía de compensación, ante situaciones de vida que no pueden atenderse, o no se tramitan, por la vía adecuada.

Estamos viviendo una época en que la humanidad requiere de adaptarse a cambios y vertiginosidad nunca antes experimentados, y en consecuencia, se disparan los programas automáticos de defensa y supervivencia ante situaciones amenazantes, produciendo reacciones como Stress Crónico y Acumulación de Grasa para sobrevivir, o en su caso, Disminución del Peso Corporal, para “pasar desapercibido” y no “ser objeto de ataque”.

Observando estos hechos, encontramos que sería de vital importancia, proveer información sobre cómo funcionan nuestros cuerpos, el papel que juegan los alimentos para mantenerlos, y de manera central, reconocer “amenazas” y atenderlas congruentemente.

Todo esto se logra a través del curso que hemos diseñado expresamente para ello, llevando de manera paulatina y progresiva a reconciliar cuerpo, emociones y respuestas, inhibiendo así estos programas de supervivencia, logrando un funcionamiento óptimo, consistente con el mejor aspecto que nuestros cuerpos puedan tener.

Desde luego no es magia, ni una ocurrencia al azar.  Este curso tiene más de 25,000 horas de investigación y ha sido probado, con resultados consistentes, en población abierta, logrando que en un plazo de tres meses, qué es la duración del curso, el 92% de los asistentes logren una modificación de cintura de tres centímetros como media, y con rangos de hasta 29 cms.

La modificación corporal completa se logra en plazos máximos de un año en el 98% de los asistentes, sin variaciones posteriores, es decir, sin rebotes.

Nos sentimos muy entusiasmados de haber encontrado una solución innovadora a la obesidad, aunque sin duda, el camino será largo para poder difundir masivamente esta solución, no solamente para el peso, si no para la vida.

Curso Modelo Arké

¿Depresión o Tristeza?

depresion-720x563

Hoy disertaremos sobre depresión y tristeza, porque hemos recibido muchas comunicaciones que nos preguntan sobre ello.

Y para comenzar, es importante anotar que no son lo mismo, así que iniciaremos por conocer a la tristeza.

La tristeza es una emoción natural, que nos produce dolor (de ahí la palabra duelo), y que nos inhabilita de una o muchas maneras, causándonos malestar emocional, lágrimas, falta de interés por el mundo y la vida, pérdida de la capacidad de amar y crear, con culpas y rabia, que baja nuestra autoestima y nos invita a recluirnos y alejarnos de todo y de todos.

Esta tristeza aparece ante la pérdida de algo: personas, sueños, situaciones, lugares, experiencias, momentos, capacidades, en fin, ante cualquier pérdida.

Y hasta aquí, y sobre todo si eres profesional de la salud mental, o has estado cerca de alguien quién lo es, estarás pensando que se trata claramente de un cuadro de depresión clásico, pero… no nos dejemos engañar, pues aquí viene la primera gran diferencia:

La tristeza terminará cuando hayamos “elaborado el duelo”, o para decirlo de manera sencilla:  cuando podamos seguir la vida sin aquello que hemos perdido.

La segunda diferencia entre tristeza y depresión, es que en la tristeza, podemos identificar perfectamente el momento de la pérdida y lo perdido.

Una diferencia más es que en la tristeza, la pérdida y el duelo se resuelven en un periodo de unos minutos, hasta un máximo de unos dos años.

Y podemos agregar que, una vez resignificada la pérdida, se recupera la capacidad de vivir sin lo perdido.

Por supuesto que a nadie nos gusta la idea de perder algo, y mucho menos si ese algo es importante, amado o considerado fundamental, pero podemos llegar a vivir realmente si vamos descubriendo que siempre formará parte de nuestra experiencia de vida, y que nuestra vida se seguirá llenando de nuevas experiencias, que no necesariamente nos harán olvidar lo perdido, pero que nos darán la certidumbre y la felicidad de que la vida siempre tiene algo para nosotros.

¿Cómo resolver la tristeza?

Desde mi perspectiva como psicoanalista, normalmente se presenta siete fases de tránsito y resolución del duelo.

  1. Impacto
  2. NegaciónTristeza
  3. Pena y depresión
  4. Culpa
  5. Rabia
  6. Resignación o resignificación
  7. Reconstrucción

Durante el tiempo que dura el duelo, podemos oscilar entre las fases 2 y 5, hasta que finalmente podemos llegar a la fase 6.

La fase 6 se caracteriza por poder dotar de sentido el sin sentido de la pérdida, y resignificar lo que era para nosotros eso que perdimos: ¿Qué pierdo con lo que perdí? ¿En realidad pierdo?

Una vez resignificada la pérdida, inicia la fase de reconstrucción de la vida, cerrando con ello el trabajo de duelo y dejando atrás la tristeza.

Pensarás ¿y la depresión?

En la segunda parte abriremos el espacio para que descubras qué es la depresión y cómo resolverla.

 

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑